jump to navigation

¡Gloria a los Héroes! 2 mayo 2008

Posted by Arturo-José in El saber no ocupa lugar, Eventos, Historia, Sociedad.
Tags: , , , , ,
trackback

2 de mayo…

Todos sabemos lo que esa fecha significa para España. Un fecha en la que, todos unidos, comenzó una lucha por la Libertad; una lucha para librarnos del yugo de un Napoleón que, poco a poco, había situado a sus soldados a lo largo y ancho de nuestra tierra cual tablero de ajedrez.

Todos los años es importante, pero este año más si cabe al celebrarse el Bicentenario de aquellos hechos.

Me llegan noticias de que, hoy en día, en esta conmemoración, lo más importante (parece ser) es la discusión de quién mató al primer francés. Pueblos y ciudades se alzan por doquier como responsables: fue aquí; no aquí…, fuimos nosotros; me recuerdan a esa celebérrima aria rossiniana del Barbero de Sevilla en la que el bueno de Fígaro no da a basto respondiendo a sus Clientes.

Pues, señoras y señores, el primer francés abatido en la contienda del 2 de mayo lo fue por un anónimo soldado perteneciente a los Voluntarios de Aragón junto con un cerrajero (D. José Blas Molina Soriano que parece ser, era espía de D. Fernando VII).

Pero, si lo importante de la conmemoración es este hecho de quién fue el primero en matar a un gabacho, más valdría que nos volvieran a invadir a ver si nos entraba la cordura. Tal vez si nos centráramos en recordar la Historia, en aprenderla y en aplicarla, otro gallo nos cantaría. Pero, una vez más, parece que la Historia, por alguna oscura cuestión, no es nuestro fuerte.

Hoy en día, hay gente a la que le hablas de Palafox, Agustina, Casta Álvarez, Torre del Pino,… (perdonen que saque mi vena aragonesa) y te ponen cara de “no sabe, no contesta”. Menos mal que hay otros muchos que se preocupan de difundir, por una parte, y de aprender por otra. Y de cómo, en el caso de la Inmortal ciudad por excelencia, Zaragoza, escrita con fuego, sangre y valor en los libros de Historia Universales, un puñado de valerosos mujeres y hombres pudo detener y sacar de quicio a los ejércitos del, hasta entonces, invencible Bonaparte e, incluso, al mismísimo Emperador que fijó, una vez capitulada, no derrotada, un status especial para la ciudad que se interpuso en su destino.

Hoy en día, seguimos invadidos y seguimos (o debíamos seguir) luchando por nuestros hijos, nuestras familias, nuestra tierra, nuestro futuro. Con nuestro trabajo, nuestros principios, nuestra nobleza y nuestro tesón. Pero mejor unidos que por separado para que ningún otro ejército, sea de donde sea, vuelva a invandirnos.

¡Por la Virgen del PIlar, morir o vencer!

Enlaces de referencia

Los Sitios de Zaragoza

Asociación Cultural Los Sitios de Zaragoza

Fundación Zaragoza 2008” 

Voluntarios de Aragón

Anuncios

Comentarios»

1. Ra - 2 mayo 2008

Muy buen artículo, pero hombre, se le olvida una cosa: “que el resultado final de aquel inmenso sacrificio fue el regreso, entre vítores, del rey más infame de nuestra historia”. ( )
Así que nos libramos de un yugo, que era yugo porque era extraño e invasor, pero volvimos a otro peor por muy propio que fuese.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: