jump to navigation

Debemos mejorar, por los niños 6 enero 2009

Posted by Arturo-José in Sociedad.
Tags: , , ,
trackback

English

En la tarde de ayer se celebró la tradicional cabalgata de Reyes, una cita con la ilusión de los más pequeños (y los no tan pequeños).

Es un placer acudir para ver las caritas sonrientes, y a veces no tanto, de los niños, llenas de nervios queriendo ver a Melchor, Gaspar y Baltasar.

Estas dos cuestiones son lo mejor de la cabalgata porque, por lo demás, es deprimente.

Da vergüenza comparar (dicen que es odioso pero, a veces, necesario) la de nuestra ciudad con la de otras como Madrid, Barcelona, Sevilla…

Por cierto, desde estas líneas, mi enhorabuena a Delia Piccirilli, directora de la campaña navideña de Madrid. Allí, fíjense, tienen a una persona dedicada a diseñar, con sobresaliente acierto, la cabalgata. Porque allí lo hacen con devoción y no como aquí, por obligación. Las cosas que se hacen sin interés del corazón, sólo como trabajo, suelen salir así.

¿Jugamos a las diferencias?

En otras ciudades, desde las carrozas (unas señoras carrozas) se arrojan toneladas de caramelos. Aquí, ni uno. Aunque por aquello del por si acaso, casi ninguno.

Allí, luz y color; aquí, oscuridad.

¿Por qué año tras año se repite el mismo diseño, a veces, incongruente?

Por ejemplo. ¿Qué pinta un vikingo medio ebrio en lo alto de un tonel? Buen ejemplo a seguir para los críos, vive Dios.

¿Qué relación tiene un navío, supuestamente con Cleopatra a bordo, con la adoración de los Reyes al Niño Jesús? Y, además, ¿navegando al revés?

¿Por qué se empeñan, año tras año, en sacar magos clonados de El Señor de los Anillos (que ya no está de moda), el enorme gong chino, el ídolo antepasado de Carmen Miranda (con las frutas en el tocado)… y, sobretodo, la oscuridad, cuando es un momento de ilusión y alegría? Porque ni la alegría ni la felicidad la provocan las sirenas y sonidos ni del repetitivo autobús de Tuzsa, ni la ambulancia, ni los bomberos que cierran la comitiva.

Un ruego, por favor: cambien la cabalgata, piensen en Zaragoza, en su reputación; y, sobretodo, piensen en los niños. Su felicidad, ante todo.

Anuncios

Comentarios»

1. Gabriel - 8 enero 2009

Te doy la razón. Este año no la vi completa, pero si que me llamó la atención algunos de los detalles que comentabas, y otros como que algunas carrozas pasaban a paso de tortuga, y otras casi no daba tiempo de verlas (la de Gaspar por ejemplo, pasó por dónde yo estaba como una bala).
Lo de los caramelos, no lo entiendo. Había leido que este año iban a ser sin gluten, y debió ser sin gluten … y sin caramelo.

2. Pasqui - 8 enero 2009

Estoy de acuerdo con lo comentado y además me gustaría poner enfásis en el último comentario de Gabriel. Yo acudí a la cabalgata con mis 2 hijos….. y no vimos volar ni un sólo caramelo….. Realmente inaudito.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: